El Correo Gallego

Noticia 1 de 1 Área de Compostela  |   RSS - Área de Compostela RSS

El Colegio de Ópticos impulsó más de 88.500 revisiones desde 2007

Se trata de las hojas de interconsulta para Área hasta el año pasado, y que a nivel gallego ya alcanzan las 483.274 // Hay un 10% más de miopes entre las niñas

Revisión de la vista a manos de un óptico optometrista.	 - FOTO: ECG
Revisión de la vista a manos de un óptico optometrista. - FOTO: ECG

MARCOS MANTEIGA   | 13.06.2018 
A- A+

El Colegio de Ópticos-Optometristas de Galicia acaba de registrar 483.274 hojas de interconsulta desde el inicio del convenio OLLO COS OLLOS, firmado con la Consellería de Sanidade y el Servizo Galego de Saúde de la Xunta en 2007. El protocolo permite que el médico o pedriatra de atención primaria derive las revisiones visuales a un óptico-optometrista mediante una hoja de interconsulta. Y en lo que se refiere a los municipios de Área de compostela, se han completado un total de 88.589 revisiones en el mismo periodo, llevándose la palma la comarca de Barbanza, con 17.897, y la de Santiago, con 10.118 (sin contar con la capital gallega, que sumaría 14.008 a mayores).

Asimismo, en los municipios de Área de la comarca de Deza se llevaron a buen puerto 2.486 revisiones; 8.350 en la de Tabeirós-Terra de Montes; Bergantiños sumó 12.896 revisiones, mientras que en Noia ascendieron a 11.228; 1.879 en A Barcala; 2.162 en la de Arzúa; 5.102 en Fisterra: 5.358 en la de Muros; la comarca de Ordes alcanzó las 5.085; la de Melide, 2.359: Soneira, 3.249 y la de Xallas, 1.824. Del cómputo total de los pacientes atendidos en los establecimientos sanitarios de óptica, el Colegio de Ópticos-Optometristas de Galicia ha extraído que un 30% de las niñas y adolescentes de entre 6 y 16 años son miopes, mientras que un 20,5% de los varones de su misma edad tienen este problema refractivo. Además, los ópticos-optometristas indican que la miopía tiene su mayor aumento entre los 12 y los 15 años. En la década de los 70, el porcentaje de jóvenes miopes se movía sobre un 20%, y si se retroceden años estas cifras continúan descendiendo. La gran cantidad de horas que se dedican a la visión próxima en el estudio, trabajo u ocio con el empleo de dispositivos electrónicos es un factor ambiental que potencia la aparición y posterior desarrollo de la miopía. Además, la mejora del servicio y la asistencia sanitaria favorece la detección, seguimiento y estudio de los miopes.

Más información en El Correo Gallego (edición papel) y en Orbyt