El Correo Gallego

Noticia 1 de 1 Área de Compostela  |   RSS - Área de Compostela RSS

Viña Marecaste, un vino de Rarís que se sitúa entre los mejores

Ganó el primer premio de la subzona del Ulla en la fiesta celebrada en Vedra // Compitió con diez bodegas más // El emigrante José Mareque, propietario de hoteles en Barcelona, plantó cuatro hectáreas de albariño en su parroquia natal que producen 20.000 botelllas en cada cosecha.

José Mareque, a la derecha, con Marcos Gosende delante de dos botellas del premiado Viña Marecaste.  - FOTO: M.M
José Mareque, a la derecha, con Marcos Gosende delante de dos botellas del premiado Viña Marecaste. - FOTO: M.M

VÍCTOR FUTRELOS  | 16.04.2018 
A- A+

José Mareque es un emigrante más que con quince años abandonó su Rarís natal para asentarse en Barcelona en donde hoy en día tiene sus negocios hoteleros y una familia. Pese a ello no olvida sus raíces y se acerca una semana al mes a la finca que posee en la parroquia teense en la que cuenta con una plantación de albariño que se transforma en cada cosecha en unas 20.000 botellas del Viña Marecaste, que acaba de ser galardonado con el primer premio de la Cata Concurso dos Viños Rías Baixas Albariño de la subzona del Ulla, en la que participaron 10 bodegas y 13 marcas.

Empresario con dos hoteles, José Mareque se hizo a sí mismo. Compaginó los estudios con el trabajo en hostelería empezando desde abajo, desde barrer suelos a fregar cubiertos. Y al mismo tiempo jugaba al fútbol.

Con el tiempo fue completando sus estudios hasta finalizar las carreras de Derecho, Psicología y Empresariales, a las que sumó sus estudios de Turismo.

Pero nunca se olvidó de Rarís. De niño veía como trabajaban la viña y llegó a participar en algunas de las labores más sencillas. Estando en Barcelona despertó en él una afición por el apasionante mundo del vino que desembocó en una pequeña plantación de apenas 200 metros cuadrados junto a la carretera en una finca que había comprado en su parroquia natal.

Con el tiempo se hizo con una extensión de terreno de cuatro hectáreas y decidió arrancar todo el viñedo con variedades híbridas y sustituirlo por albariño. Era todo una locura ya que requería de una inversión importante. Era necesario colocar viguetas, alambre y todo lo que requiere una plantación de nueva creación. Pero el tiempo le dio la razón. Hoy en día produce unas 20.000 botellas por cosecha.

Lo que era una simple afición se convirtió en una pasión. Vive de cerca cada paso que se da en el viñedo siempre con la ayuda de una bodega del Salnés en la que elabora el vino.

Su aventura como viticultor comenzó sin muchas pretensiones y con la colaboración de un hombre mayor de la aldea que se encargaba de podar y sulfatar pero que con el paso de los años se vio obligado a abandonar su colaboración. José Mareque tuvo que buscar a otra persona y decidió apostar por la juventud. Con la ayuda de un asesor entrevistó a cuatro personas y finalmente se decidió por Marcos Gosende, un joven de Bastavales que desde hace cuatro años se encarga de toda la labor de campo.

Con 27 años de edad, reconoce que el vino gana con los años y que cada cosecha es mejor que la anterior. ¿En dónde está el secreto? Según su parecer en mimar la viña y evitar los herbicidas lo máximo posible.

Defensor a ultranza de la calidad de los vinos de la subzona del Ulla, dentro de la Denominación de Origen Rías Baixas, de los que considera que no tienen nada que envidiarle a otros, sabe que cuando se dice que el vino es de Rarís los hosteleros fruncen el ceño antes de probarlo. Pero cada vez son más las bodegas del Salnés que compran uva en Vedra o en Teo para enriquecer su vino con otros matices y aportarle un poco más de graduación.

Las ventas del Viña Marecaste se centran sobre todo en Galicia, Barcelona y Tenerife aunque cada vez llega a más sitios.

El espaldarazo que recibe la bodega de José Mareque con este premio está fuera de toda duda. Para este emigrante es el reconocimiento a un trabajo bien hecho en el que participaron varias personas por lo que quiere "felicitar a Marcos, que es el que hace los trabajos de la viña y al bodeguero del Salnés que nos ayuda en la elaboración. Ellos nos hicieron llegar aquí". La Festa do Viño da Ulla, en San Miguel de Sarandón, es a juicio de José Mareque una oportunidad única para promocionar los vinos de la subzona. "Ayuda a que te valoren el trabajo y la calidad. Es un escaparate para mostrar tu vino y hacer que aquellos que lo prueben lo tengan bien considerado. Es una fiesta muy positiva".

El equipo formado por José Mareque y Marcos Gosende demuestra que con constancia y con la pasión de dos personas que aman el viñedo y todo lo que tiene que ver con el vino se pueden alcanzar grandes objetivos. Este primer premio es un paso inicial pero seguro que a Viña Marecaste le esperan todavía muchos titulares positivos.