El Correo Gallego

Noticia 1 de 1 Deportes | deportes@elcorreogallego.es  |   RSS - Deportes RSS

El rey del squash, con sus mejores premios en el Grupo Correo Gallego

Borja Golán, "dolorido pero satisfecho", celebra su 16º. título de campeón de España // Junto a su mujer, Chelo, y la pequeña hija de ambos, Manuela, visita las instalaciones del periódico

Borja Golán, su mujer y su hija (y el trofeo) en las instalaciones del GCG - FOTO: Fernando Blanco
Borja Golán, su mujer y su hija (y el trofeo) en las instalaciones del GCG - FOTO: Fernando Blanco

ANTONIO PAIS. SANTIAGO   | 13.02.2018 
A- A+

En el día después a su gesta, o del sueño, que ganar 16 Campeonatos de España lo es, Borja Golán se confesó "dolorido, pero muy satisfecho". El dolor lo deja volver tras una lesión y afrontar en dos días cinco partidos "muy duros, que peor cuadro no me podía tocar: primero el más difícil de la fase previa (el vigués afincado en Estados Unidos, Hugo Fraile) y después el más difícil en cuartos de final (Carlos Cornes)". La satisfacción, "ganar en casa, claro, aunque eso también trajo mucha presión. Cada año cuesta más, pero por eso sabe mejor".

Dolorido y cansado, satisfecho, Borja Golán pasó una parte del día después en el Grupo Correo Gallego: al mediodía, en Correo TV, en el programa Punta e tacón; por la tarde, junto a su mujer, Chelo, y la hija de ambos, Manuela (casi dos años y medio, risueña, guapa, un pequeño terremoto), en las instalaciones del grupo en Costa Vella. Con sus mejores premios: su familia y el que recibió como campeón de España.

Licenciados en Periodismo, tanto Borja como su mujer se mostraron muy interesados en todo lo que vieron. Las modernas instalaciones, las máquinas de ayer y de hoy, la redacción... en la que se integraron rápido. Durante su visita se habló de Periodismo y sobre todo, cómo no, de squash y de deporte.

Borja comentó su carrera, que ha entrado en unos "últimos años" que se prolongan más y más, habida cuenta de que su altísimo nivel no sólo no baja, sino que sube. Explicó las ventajas de "hacer lo que a uno le gusta", aunque recordó la dureza "sobre todo los primeros años en el circuito" con viajes que debes pagar de tu bolsillo; del privilegio de pocos que es poder vivir del squash. "No sé hasta cuándo jugaré, no lo sé ni yo. Sé que debo cuidarme, y mientras haya motivación y no tenga lesiones, y mantenga el nivel... también dependerá de mis rivales".

Lo dice quien ama el deporte pero defiende que "la oferta deportiva tiene que ampliarse: que no haya sólo fútbol y baloncesto; si a algún niño o niña no le gustan, que puedan probar otros. El deporte es beneficio para la sociedad, a mí el squash me ayudó mucho".

 

EL SCS. Y ahí recordó y elogió al Squash Club Santiago, "mi segunda casa: yo ya iba allí a la piscina con tres o cuatro años. Y desde los nueve, con el squash, cada día". Un club que funciona muy bien y que es un claro referente en el squash nacional. "En el SCS tenemos campeones en edad júnior, en veteranos, absolutos por equipos y también individuales... es un club que lleva trabajando bien 25 o 30 años y recoge frutos... hay que seguir", dice.

Palabra de campeón, de la mejor muestra (aunque hay muchas otras) del buen trabajo del SCS: ese orgullo. Sonríe cuando se le comenta que sus rivales están deseando que se retire. "Bueno, tengo que aprovechar estos años, disfrutar del squash. Ya no tengo que demostrar nada, pero uno siempre quiere superarse: jugar por jugar no es divertido, lo es plantearse retos", comenta, y uno parece estar escuchando a Rafa Nadal. Pero no: es Borja Golán, rey XVI del squash.

•••En verano de 2005 Borja Golán realizó las prácticas de Periodismo en EL CORREO GALLEGO. Un par de años antes, en la facultad, había conocido a la que ahora es su mujer, Chelo. "Cuando ella me conoció yo ya jugaba el circuito profesional, sabe de mi trabajo. Cuesta pasar mucho tiempo fuera, pero cada vez quedan menos años y debo aprovechar para jugar mi mejor squash", dice.

PERIODISTAS Borja Golán

número 1 del squash español

"No sé ni yo hasta cuándo voy a jugar, no hay una fecha de caducidad como en los yogures"

 

"Debe haber más oferta deportiva que fútbol y baloncesto. Es un beneficio social"