El Correo Gallego

Noticia 1 de 1 Galicia | galicia@elcorreogallego.es  |   RSS - Galicia RSS

Sogama será en 2019 la infraestructura de tratamiento de residuos más eficiente

Según la conselleira de Medio Ambiente, también será la de mayor capacidad // Beatriz Mato visitó las obras de construcción de la nueva planta en la que se recuperarán los envases contenidos en la basura en masa

La conselleira de Medio Ambiente, Beatriz Mato, durante la visita a las obras de Sogama - FOTO: Xunta
Ver galería
La conselleira de Medio Ambiente, Beatriz Mato, durante la visita a las obras de Sogama - FOTO: Xunta

SANTIAGO. EP  | 12.06.2018 
A- A+

La conselleira de Medio Ambiente e Ordenación do Territorio, Beatriz Mato, ha destacado que el Complejo Medio Ambiental de Sogama en Cerceda, A Coruña, será en 2019 la infraestructura industrial de tratamiento de residuos más eficiente y con mayor capacidad.

Así lo ha puesto de manifiesto este martes la titular de Medio Ambiente durante una visita a las obras de construcción de la nueva planta en la que se recuperarán los envases contenidos en la basura en masa (en la bolsa negra) y de la remodelación de la actual nave de reciclaje, tratamiento y elaboración de combustible.

En su intervención, la conselleira ha indicado que las obras terminarán este mismo mes de junio, por lo que se inicia el periodo de pruebas y operará a pleno rendimiento a finales de este mismo año. Además, ha avanzado que, a continuación, se iniciará la segunda fase, la remodelación de la planta de reciclaje, tratamiento y elaboración de combustible.

La Xunta ha destacado que, en el momento en que concluyan ambas fases, a finales de 2019, Sogama se convertirá en una de las infraestructuras industriales de sus características más grandes y eficientes del planeta.

La conselleira de Medio Ambiente ha puesto como ejemplo varias cifras relacionadas con la actividad de este complejo, como el hecho de que --desde 1999-- procesó en su planta de clasificación más de 314.000 toneladas de envases recogidos a través de los contenedores amarillos; a las que hay que sumar las 185.000 toneladas que extrajo de la bolsa negra, en las que se encontraron materiales susceptibles de ser reciclados.