El Correo Gallego

Noticia 1 de 1 Galicia | galicia@elcorreogallego.es  |   RSS - Galicia RSS

Solicitan 19 años de cárcel para un hombre acusado de maltratar a su exmujer e intentar quemar su casa

El procesado sometió a malos tratos a su pareja durante más de 20 años

SANTIAGO. EP  | 14.01.2018 
A- A+

Este miércoles arranca el juicio contra un hombre acusado de maltratar de forma continuada a su pareja y, una vez finalizada la relación, intentar quemar su casa aprovechando que una de las hijas que tenían en común se había dejado las llaves de la vivienda en el coche del procesado.

La Fiscalía solicita para el acusado una pena de 19 años de prisión por los delitos de incendio --15 años--, malos tratos habituales --dos años de cárcel y tres años de prohibición de tenencia de armas-- y allanamiento de morada --otros dos años--.

El acusado, L.G.G. de 47 años de edad, estuvo casado con la víctima hasta el año 1999, aunque permanecieron conviviendo junto a los dos hijas que tenían en común en la provincia de Ourense hasta enero de 2016.

Durante este tiempo, según señala el escrito del Ministerio fiscal, se produjeron "numerosas rupturas a causa del violento carácter" del procesado, que sometió en los 21 años de convivencia a maltratos psísicos y psicológicos a la víctima, que nunca llegó a denunciarlo ante los tribunales.

A comienzos del año 2016, el hombre echó de la vivienda familiar a la mujer y a la hija menor, en edad adolescente, que se instalaron en un piso del ourensano barrio de O Vinteún.

El acusado no disponía de llave ni de autorización para entrar en la vivienda alquilada por su expareja. Con todo, un mes más tarde de la ruptura, el hombre aprovechó que su hija se había olvidado la mochila en su vehículo para realizar una copia de las llaves.

INTENTO DE INCENDIO
Así las cosas, en la madrugada del 2 de marzo de 2016, el procesado envió varios mensajes de texto amenazando a su expareja y, horas más tarde, aprovechó que tanto ella como su hija ya habían abandonado la vivienda para entrar en el piso.

Allí, el hombre esparció por la casa "todos los enseres de su hija que no le hubiera comprado él" y "con intención de destruir la casa" roció con gasoil los cinco montones que había realizado para, posteriormente, prenderle fuego.

Las llamas no llegaron a expandirse por toda la vivienda ni por el resto del edificio, que consta de cuatro plantas, gracias a la intervención de los bomberos de Ourense, alertados por una de las vecinas del inmueble.

19 AÑOS DE CÁRCEL Y 32.000 EUROS DE INDEMNIZACIÓN
La Fiscalía, que entiende que en los hechos concurre la circunstancia agravante de parentesco, pide para el acusado 19 años de cárcel por los tres delitos (maltrato continuado, allanamiento de morada e incendio), así como una indemnización de 32.000 euros a la aseguradora del piso.

Además, también solicita imponer al procesado la prohibición expresa de permanecer a menos de 300 metros de su expareja y su hija por un período de diez años.