El Correo Gallego

Noticia 39 de 627 noticia anterior de Inditex Especiales » Inditex

Una docena de años en la brecha, una multinacional que vale seis veces más

S.R.  | 25.10.2017 
A- A+

Santiago. El año antes del desembarco de Pablo Isla como consejero delegado y vicepresidente de Inditex, 2004, se cerró con un valor total del grupo en Bolsa de 13.538 millones de euros. Al cierre de la sesión de ayer, superaba los 96.366, catapultándola, según la revista de Harvard, a ser la cotizada más valiosa de España. Multiplica por siete su capitalización y, por tanto, vale seis veces más. Si antes de Isla registraba ventas de 5.568,6 millones anuales, el pasado ejercicio superó los 23.311, un 318 % más. Si el año anterior ganaba 638,5 millones... en su último resultado fueron 3.160, un 395 %, cuatro veces más.

Se loa una expansión global durante la cual la compañía inauguró, en promedio, una tienda por día. Si tenía a finales de enero de 2004 unas 2.244, ahora supera las 7.400, tras añadir cinco mil cien (230 % ). De estar presente en 57 países se ha saltado a 94.

Lógicamente, la plantilla también ha crecido en consonancia en la era Isla. Si antes de su llegada había algo más de 47.000 empleados, ahora el grupo va camino de los 170.000 trabajadores, las tres cuartas partes mujeres. Otros indicadores, como el patrimonio neto, han saltado de los algo menos de 2.400 millones de 2004 hasta los 12.713 del pasado ejercicio. S. R.

OBJETIVO, ACABAR AQUÍ SU CARRERA

••• En la entrevista que acompaña al ranquin de ‘Harvard Business Review’, le preguntan a Isla si a sus 53 años y tras los doce años en el grupo, cuánto piensa seguir al frente: “Hace años dije que esperaba poder desarrollar toda mi carrera en Inditex. Este es el trabajo más fascinante que puedes encontrar”. Queda claro. Sobre la forma de trabajar, Isla indica que la estructura del grupo es mínima, sin apenas “reuniones formales”, dado que no hay un “comité ejecutivo formal”. Se delega, el equipo “tiene poder y toma decisiones por él mismo, tras muchas reuniones informales”. Y es que se trabaja mientras “conversan o caminan”. “Estamos muy enfocados al trabajo en equipo y evitamos los empleados estrella. El año pasado ascendimos a 25.000 de nuestros 160.000 empleados, lo que ayuda a crear un espíritu emprendedor”, alega.