El Correo Gallego

Noticia 1 de 1 Santiago | santiago@elcorreogallego.es  |   RSS - Santiago RSS

¿Peatonalización? La zona vieja se convierte cada mañaña en un 'rallie' de camiones de reparto

Decenas de vehículos invaden las principales rúas y plazas con un escaso control // Fallos en la gestión de CA en los accesos

Varios camiones de reparto ayer por la mañana en la compostelana plaza de Platerías - FOTO: Antonio Hernández
Varios camiones de reparto ayer por la mañana en la compostelana plaza de Platerías - FOTO: Antonio Hernández

CARMELA GARCÍA   | 12.07.2018 
A- A+

Con la llegada del verano los locales de hostelería han sacado a la calle sus terrazas y han programado, en colaboración con el Concello de Santiago, numerosas actuaciones musicales. Estos conciertos, que se llevan a cabo con el objetivo de dinamizar el casco histórico, han despertado las quejas de algunos residentes del casco histórico que denuncian que sus propiedades se quedan bloqueadas por la instalación de los elementos necesarios para celebrar las actuaciones. Así, los escenarios improvisados, además de los altavoces, el cableado o los propios instrumentos dificultan el paso de vehículos a sus propios domicilios. Así lo ha denunciado uno de los perjudicados que mantiene que tres días a la semana no puede acceder a su vivienda después de las seis de la tarde, debido a una de las actuaciones que se llevan a cabo a esa hora al aire libre.

Con todo, el problema del paso de vehículos particulares o el acceso a las viviendas no es el único problema que señalan los vecinos. Volviendo a la polémica del ruido, los residentes apuntan que, aunque las actuaciones finalizan antes de las once de la noche, perturban el descanso y las obligaciones diarias de los que viven en la zona. "Teníamos un compañero que dedicaba muchas horas a estudiar y tuvo que irse porque le resultaba muy complicado concentrarse con tanto ruido", apunta este residente del casco histórico antes de añadir que están dispuestos a "soportar" el ruido en fechas como en el Apóstol o en la Ascensión, pero que este año los conciertos al aire libre se están celebrando desde abril.

Los problemas de ruido y accesibilidad están provocando, como ya publicó este diario, que cada vez haya menos población en la almendra. En este sentido, si bien el padrón de la zona vieja supera los 4.000 habitantes, lo cierto es que, según entidades como Compostela Monumental o Compostela Vella, solo residen 1.000 vecinos. Además, llama la atención que en las zonas declaradas como saturadas del casco histórico solo hay poco más de 400 vecinos.

Cabe recordar que en el año 1986 el casco histórico contaba con una población que superaba los 12.500 habitantes.

Más información en El Correo Gallego (edición papel) y en Orbyt