El Correo Gallego

Noticia 1 de 1 Tendencias | tendencias@elcorreogallego.es  |   RSS - Tendencias RSS

publirreportaje

Cómo elegir el mejor broker online para nuestras operaciones financieras

12.07.2018 
A- A+

Para acceder en la actualidad a los mercados financieros, ya sean de acciones, futuros, divisas, opciones, etc. necesitamos de un intermediario entre compradores y vendedores, una figura que precisamente está representada por el broker. Este actúa de intermediario entre las partes y cobra una comisión por sus servicios, que varía dependiendo de cada broker y del mercado en el que se realiza la operación.

Hasta hace unos años, los únicos brokers disponibles para comprar o vender acciones se encontraban en los bancos. Tan solo había que acercarse hasta allí y abrir una cuenta con un broker. Sin embargo, actualmente la mayoría de operaciones financieras se realizan casi en exclusiva a través de internet. Solo hay que echarle un vistazo, por ejemplo, al auge de los préstamos online y los minicréditos. Hay más información de préstamos online en el acto en topcreditos.es.

Los brokers online han revolucionado el sector popularizando las inversiones, ya que permiten que cualquier persona pueda operar desde cualquier lugar y/o dispositivo electrónico con solo tener acceso a internet. Y todo ello además con unas comisiones mucho más bajas que las que ofrecían los brokers que se hallaban en las entidades financieras.

Cómo elegir el mejor broker online

Los inversores pueden elegir diferentes tipos de brokers online dependiendo de los activos con los que vaya a operar, ya que son aplicables a todo tipo de ámbitos y sectores. El broker más tradicional suele ser el que centra en el mercado de las acciones, pero cada vez crecen más las ofertas y los servicios que los brokers pueden desempeñar. 

Hay brokers que se limitan a lo básico y se mueven en las acciones, Etfs, fondos de inversión y poco más. Este tipo de broker sería ideal para un inversor a largo plazo y que no requiera acciones de mercados secundarios.

Pero también están los brokers que trabajan con opciones financieras, cfds, futuros y muchas más operaciones. Esta última opción, según los consejos para operar con el broker etoro, sería perfecta para aquellos inversores que buscan accesos a muchos mercados y con derivados financieros.

No obstante, el primer factor a considerar para elegir un broker online es que se trate de una compañía fiable. No en vano, esta figura será quien reciba nuestro dinero y ejecute las operaciones que le solicitemos. Por lo tanto, debe ser un broker que nos transmita seriedad, transparencia y profesionalidad desde el primer momento.

Podemos acceder fácilmente a la fiabilidad de un broker a través de las opiniones de los clientes que encontramos en foros, comentarios en blogs o páginas en internet. Al valorar estas brokeropiniones tendremos a mano sus pautas de comportamiento, su trabajo y profesionalidad en el sector.

Por otro lado, hay que comprobar que se trata de un broker regulado y conocer cuál es el organismo que lo supervisa. Un broker regulado supone una garantía extra frente a otros, ya que está sometido a una serie de normas que velan por la protección de los inversores, por la solvencia y seguridad de los fondos y por la correcta información y transparencia en su actividad.

En España, por ejemplo, el principal organismo regulador es la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).

A pesar de todo, se puede decir que no existe el broker perfecto, ya que todo dependerá de las necesidades de cada uno. Algo similar ocurre a la hora de recurrir a los créditos online, pues necesitaremos el que más se ajuste a nuestros proyectos. Algo que se puede apreciar perfectamente en creditostest.com.

La solución sería disponer de varios brokers en cartera para reducir el riesgo y cubrir todas las operaciones. Siempre y cuando comenzando con un broker sencillo para pequeñas operaciones, para ir poco a poco creciendo y cubriendo más necesidades.

Tipos de brokers

La gran cantidad de brokers online que actualmente operan en la red se pueden dividir básicamente en dos grandes grupos:

Brokers Dealing Desk

Estos brokers poseen una mesa de operaciones, lo que quiere decir que crean su propio mercado para que las operaciones que lanzamos no lleguen a los mercados interbancarios en un sentido estricto. Son los propios brokers, pues, los que nos permiten comprar y vender dentro de su entorno.

Las ventajas de este tipo de brokers son numerosas: podemos empezar a invertir con cantidades muy pequeñas, disponen de los spreads fijos más estables, operan con microlotes, tienen grandes niveles de apalancamiento y plataformas de trading potentes, sencillas y fáciles de entender para cualquier inversor. 

Brokers Non Dealing Desk

Los de este grupo no disponen de mesa de operaciones, por lo que actúan como meros intermediarios entre el trader y los mercados. Están conectados con proveedores de liquidez y también presentan algunas ventajas más que interesantes: no existe ningún conflicto de intereses con el broker, poseen mayor velocidad de ejecución, salida directa a los mercados y suelen estar debidamente regulados.

En definitiva, el broker es un agente o empresa que se encarga de ejecutar las operaciones de compra o venta de instrumentos financieros que sus clientes solicitan. Un intermediario entre los clientes y el mercado y que les ofrece las herramientas necesarias para operar en divisas, acciones, índices bursátiles, materias primas, metales preciosos, energías, etc.