El Correo Gallego

Noticia 1 de 1 Tendencias » El Correo 2

tribuna libre

La competitividad territorial de Galicia (IV)

JOSÉ LUIS GOROSTIZU (*)   | 02.07.2017 
A- A+

En los artículos precedentes sobre esta materia, hemos expuesto las fortalezas y debilidades de nuestra actual Competitividad Regional sobre la base del Índice de Competitividad Regional 2016, elaborado por la Comisión Europea y que sitúa a Galicia en el puesto 181 de las 263 Regiones Europeas. Del análisis toca pasar a la acción. Vamos a describir una Hoja de Ruta hacia la Competitividad. 

El Banco Europeo de Inversiones define un concepto de Competitividad Territorial que estaría constituido por cuatro elementos. Mercados competitivos y flexibles en términos de mercado de trabajo. Capital humano. Infraestructuras estratégicas: transporte, energía y medio ambiente. Y un sector financiero que facilite la inversión.

Para avanzar en Competitividad Territorial, Galicia requiere un crecimiento inteligente, sostenible e integrador acorde a la Estrategia Europea 2020. Para ello, es necesario implementar estrategias que ayuden a avanzar en la competitividad del territorio atendiendo al comportamiento empresarial, a la innovación, a la internacionalización, a las estrategias de especialización, al emprendimiento y a la conectividad. 

De igual forma, resulta imprescindible que la Empresa se constituya en el factor clave de la competitividad, siendo la colaboración público-privada una seña de identidad y el conocimiento un resultado del aprendizaje cooperativo.

El desarrollo de la Competitividad Territorial de Galicia requiere una revitalización de la actividad emprendedora concretada en la creación de nuevas empresas innovadoras en sectores estratégicos para la Economía de Galicia. 

Debe producirse un reconocimiento social de la Empresa y del Empresariado como Instituciones estratégicas para la creación de empleo, aumento de la productividad e incremento de la internacionalización de nuestra Economía. Como materias pendientes, se debe analizar los factores que más inciden en la Competitividad Regional: Innovación, Capital humano, Inversiones Extranjeras Directas, Pymes e Instituciones y Capital social.

Por otro lado se debe constituir un marco de cooperación y diálogo entre los distintos Agentes que directamente intervienen en la Competitividad: Administraciones Públicas, Comunidad Empresarial, Mundo Académico y del Conocimiento, Responsables del Sistema Educativo y Sociedad Civil.

La redefinición del "Proyecto País" y la creación de "Marca-País" así como la potenciación de "Galicia Calidade" como Marca de productos gallegos del sector Primario, unido a las estrategias de marketing territorial, son instrumentos eficaces para la internacionalización de nuestra Economía y para la captación de Inversiones Extranjeras Directas.

Pero no podría ser fiel a mí mismo, si no sintetizara todo un conjunto de reflexiones y de ideas que el mundo empresarial gallego y la comunidad científico-tecnológica me han ido exponiendo a lo largo de estos últimos meses.

Creo detectar un sentimiento común, todavía no explicitado socialmente, que subyace en los agentes que deben asumir la tarea de incrementar la actual competitividad territorial de Galicia.

La Competitividad Territorial es un asunto colectivo que requiere un gran Pacto de País forjado en la cooperación, el diálogo y el consenso entre los distintos Agentes que tienen responsabilidad en ello.

Sólo sobre ese Pacto de País con el objeto de la Competitividad Territorial de Galicia se pueden conseguir los siguientes objetivos irrenunciables. Galicia debe ser una Economía basada en el Conocimiento y la Innovación, Abierta a los Mercados Internacionales, con una base industrial sólida y de un elevado contenido tecnológico. Ese es el objetivo.


Como decía Ortega: "El pan y las locomotoras, no vienen del cielo". Esta transformación de Galicia, tampoco. Ya sabemos lo que toca: sumarnos a este esfuerzo común, a ese Pacto de País, por la Competitividad Territorial de Galicia.

(*) Abogado y Consultor Empresarial.