El Correo Gallego

Tendencias » El Correo 2

Vete de mi parte

O Faiado

EL BLOG DE PEPE DOMINGO CASTAÑO   | 13.05.2018 
A- A+


A Coruña es una ciudad a la que le gusta cantar, sobre todo por la noche. No es casualidad que una de las mejores voces de la música gallega, Pucho Boedo, haya nacido en esta ciudad y haya llevado su nombre por el mundo con sus inolvidables Tamara. Pucho venía de patearse Galicia con las grandes orquestas de entonces, Los Trovadores y Los Satélites, auténticos precursores del boom de las orquestas gallegas en la actualidad. Aparte de esta proliferación de orquestas de verbena, son muchos los locales coruñeses en los que la gente se reúne alrededor de un cubata o un vaso de buen vino para escuchar canciones interpretadas por los cantantes clásicos de la noche herculina.

El más famoso de todos ellos ha sido 'OS BELÉS', que durante muchos años puso el cartel de completo casi a diario y se convirtió en el templo de las caralladas nocturnas de una ciudad a la que le cuesta dormir. En la Ciudad Vieja perviven todavía muchos de esos lugares únicos en los que los boleros de siempre y las canciones de la tierra siguen manteniendo la tradición farandulera de mi querida Coruña. Si alguna vez la noche os pilla por alguno de estos locales, seguramente disfrutaréis escuchando a Los Peteras cantando aquello de "Coruña, tu mar me acarició..." que los coruñeses se saben de memoria.

Uno de esos locales "distintos" está ubicado frente a la estación de ferrocarril de a Coruña. Desde hace unos años, se ha convertido en lugar de culto para los amantes de las canciones de siempre y de esas madrugadas únicas, en las que se detienen los relojes y se acelera la vida. Se llama O Faiado y el único objetivo de su alma mater José Antonio - un gran showman nacido en el paraíso de Laxe- es que la gente se lo pase bien. Es un local pequeño, la gente se apretuja en torno a las mesas y la barra, es el bullicio clásico de los lugares con ángel. Si te apetece cenar, puedes pedir una buena tortilla, te la servirán con honores de gran manjar. Presumen de tener siempre un buen queso del país, al que las anchoas le sientan de maravilla. El raxo con patatas es de los mejores de la zona y eso es decir mucho en su favor.

Si tenéis suerte, podéis degustar unas nécoras de la ría cocidas con laurel, como tiene que ser, que se han convertido en especialidad de la casa. Esta es la pequeña, pero apetitosa carta de O faiado. Suficiente para una clientela que no exige demasiado y que va a lo que va, a divertirse, a cantar y a brindar por lo que sea con los cantantes de la casa. El show final de José Antonio con su guitarra mágica merece la pena no perdérselo, porque es el broche perfecto para una velada de las que tanto gustan en esta ciudad necoreira y cantarina, que tiene en O Faiado un clásico de visita obligada. Igual os invitan a algo si vais de mi parte. Intentadlo.

O Faiado

Avenida Ferrocarril, 3 bajo izda. A Coruña

649 412 746