El Correo Gallego

Plus

El Secretario General de la OTAN reconoce "desacuerdos" tras la primera jornada de reuniones

Las reuniones de la cumbre se vieron marcadas por las reclamaciones de mayor gasto en defensa de Donald Trump // Los países aludidos se comprometen a "mejorar el equilibrio de reparto de los costes"

BRUSELAS EFE  | 11.07.2018 
A- A+

El secretario general de la OTAN, Jens Stoltenberg, reconoció hoy que persisten los "desacuerdos" entre aliados al término de la primera jornada de la cumbre de la organización, aunque afirmó que no han impedido que se tomen decisiones para hacer a la Alianza "más fuerte".

"Acabamos de concluir una reunión sustancial de los 29 jefes de Estado y de Gobierno. Hemos tenido discusiones, tenemos desacuerdos pero, lo más importante, tenemos decisiones que impulsan a esta alianza adelante y nos hacen más fuertes", indicó Stoltenberg en una rueda de prensa.

La primera jornada de la cumbre se vio marcada por las críticas del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, a los aliados que aún no cumplen con el objetivo de invertir el 2 % de su PIB en gasto militar y, en especial, a Alemania.

"En la historia de la OTAN hemos tenido muchos desacuerdos y hemos sido capaces de superarlos una y otra vez", señaló el secretario general aliado.

"Porque, a fin de cuentas, estamos de acuerdo en que Europa y Norteamérica están más seguras juntas. La OTAN es buena para Europa y es buena para América del Norte", continuó.

Stoltenberg había aludido en la víspera de la cumbre a las diferencias entre Estados Unidos y sus aliados en temas como el comercio, el cambio climático o incluso el acuerdo nuclear con Irán.

Los líderes abordaron en la sesión de trabajo de hoy cómo repartir mejor las cargas financieras de la Alianza, un punto en el que Trump ha insistido especialmente.

En su declaración, reafirmaron su "inquebrantable compromiso con todos los aspectos" de la promesa que hicieron en la cumbre de Gales (Reino Unido) de 2014 y celebraron los progresos realizados desde esa fecha.

"Estamos comprometidos a mejorar el equilibrio de reparto de los costes y responsabilidades correspondientes a ser miembro de la Alianza", indicaron.

El secretario general aliado recordó que el reparto de la carga no sólo se refiere al "dinero" que deben invertir los países, sino también a las "contribuciones" y las "capacidades".

"Por supuesto, el dinero tiene que usarse bien, como en capacidades europeas o en misiones, como la de Irak", comentó en referencia a la nueva operación allí a la que los aliados dieron hoy luz verde, para formar y asesorar a las fuerzas de ese país.

Además, los líderes acordaron actualizar la estructura de mando de la OTAN con 1.200 nuevos puestos y un cuartel para el Atlántico en Estados Unidos y otro de apoyo logístico en Alemania.

También decidieron hacer más contra las amenazas híbridas y para contrarrestar la propaganda.